Archivos de la categoría Turismo de Ciudad

Gibara, un pueblo de película

 

????????????????????????????????????
Gibara es una ciudad enamorada de su mar

En Cuba cuando decimos que algo es de película, nos referimos a algo maravilloso,  encantador, que nos evoca a algo que hemos visto en el cine. Esa chica es de película!(hermosísima);  Lo que me pasó fue de película (increíble). Estas son algunas expresiones que comunmente le puedes escuchar a un cubano, por eso cuando mi sobrina mayor me invitó a ir con ella al Festival de Cine Pobre y me dijo: vamos que Gibara es un pueblecito como de película, no lo pensé dos veces, y aunque el hospedaje planificado era en casa de campaña a orilla de la playa y sin planificación de ningún tipo, lo acepté, no de inmediato, porque ya tenia compromisos para mi fin de semana, pero si enamorado de la idea de conocer el lugar y ver algo de cine, diferente a las películas (holiwoodenses)  del sábado.

Acepté el reto, un presupuesto mínimo (12 cuc por persona), linternas, cuchilla, cordel para pescar, ya que íbamos a un poblado marítimo, un papel sanitario (que haría múltiples funciones desde servilleta hasta limpiador de lentes) para los tres, short  y pulover, jabón y otros enseres mínimos para el aseo, ah, y cámaras fotográficas, tres cámaras fotográficas eso no podía faltar

 

 

Salí de madrugada rumbo a la terminal de ómnibus y aunque tuve que esperar a mi sobrina media hora, pudimos abordar el camión que estaba cargando para Holguin.  Cuanto nos cuesta?  40 por persona. (unos 5 cuc por los tres, vayan restando) El pasaje a Holguín es fácil,  constantemente están saliendo máquinas para allá, pero los camiones son un poco mas baratos.DSC08570

Una hora hasta Holguin, en la terminal de la Balear, tomamos una catibana  hasta la Molienda que es desde donde salen los carros para Gibara. anduvimos con tan buena suerte que había una guagua cargando para Gibara, dos pesos por personas, una ganga (unos 20 centavos  dollar entre los tres)

Gibara, viajandoxcuba (349)

hicimos el viaje casi bajo agua, terrible el día para hacer fotos, dijimos, pero Gibará nos recibió recién bañada y con olor a marisma.

no fue casualidad que entrando a la ciudad nos encontráramos un vendedor de cócteles con su mesa dispuesta al servicio.

 

tentados a probar nuevos sabores pero conscientes del presupuesto saltó la pregunta, cuanto cuesta

Gibara, viajandoxcuba (54)

Una historia muy dulce

Por: Domingo Cuza

cañaveral

La historia de Cuba está muy relacionada con el cultivo de una planta de origen asiático, al punto que el cultivo de esta define las bebidas que tomamos, los dulces que comemos, el paisaje rural, e incluso el predominio de un color de piel en muchos poblados; y no solo la industria, el ferrocarril, los bateyes… ninguna otra planta, influyó de manera tan determinante en la vida económica y cultural de la mayor de las Antillas. Sigue leyendo Una historia muy dulce

Pachalo´s Mandanga

la mandanga de PachaloAsking for a hot mandanga anywhere in Cuba will surely be greeted with a smirk or laugh. In most parts of the country the “mandanga” is a slang word referring to the male sexual organ, that is, everywhere with the exception of Yara, Bayamo and nearby villages. Here, the mandanga is one of the most traditional dishes of the region. The gastronomic region of Bayamo, which includes the Cauto planes (the Cauto is the country’s longest river), Sigue leyendo Pachalo´s Mandanga

El Camagüey, entre la iglesia y el tinajón

DSC00377

Una de las ciudades más absorbente y cautivadora lo es Camagüey, casi todos la aman, y digo casi, porque sé de algunos que la detestan; la mayoría son gente del mismo oficio: Chóferes de ómnibus de la ruta Santiago-Habana: Nagüe, ¡que larga es esta provincia, nunca se acaba, me funde!. Es la expresión de muchos de ellos, y es que, ciertamente, Camagüey es también la provincia más extensa de Cuba, pero mi excursión es a la ciudad, y esta tiene tantos encantos, tantas leyendas, pintores, bailarinas, restaurantes… tantos tinajones y tantas iglesias, que ni me detengo a pensarlo. Y allá voy ¿vienes? Sigue leyendo El Camagüey, entre la iglesia y el tinajón