El Dahao. Cabalgando por la serranía

????????????????????????????????????
Paisaje de la Sierra Maestra vista desde la finca el Dajao

Cuando por primera vez oí hablar de la finca el Dajao de inmediato me vino a la mente aquel pez que mencionaba fray Bartolomé de las Casas como muy bueno de carne para los enfermos.

Me agradó, que al menos sobreviviera el nombre, del mencionado pez, ya que el no pudo llegar a nuestros días.

????????????????????????????????????
Portón de entrada de la finca

Así que imaginé un lugar con río, donde en alguna ocasión habría sido un reducto de la fauna típica de la isla,seguramente fue así, porque la finca ocupa un lugar en la precordillera de la Sierra Maestra, aunque no distante de la ciudad de Santiago de Cubafinca el dajao (11)

José Treppó, alias Pepin, es su propietario, un campesino amable, campechano y jaranero como son nuestra gente de campo, el lleva el monte en la venas, por mas ingeniero eléctrico que sea.

????????????????????????????????????

Dirigió por mucho tiempo la producción de energía eléctrica en Santiago de Cuba, pero nunca quiso dejar su terruño, a todas las propuestas de importantes cargos que implicaban dejar su pueblo natal, a todas Pepin dijo que no.   Yo soy guajiro y esto es lo que me gusta -nos aclara.finca el dajao (16) ????????????????????????????????????El atractivo fundamental de la finca lo es el paseo a caballo. Pasear por estas montañas a caballo es toda una experiencia inolvidable, porque tienes el paisaje, la naturaleza, la fresca brisa de la montaña…

????????????????????????????????????
para los inexpertos el recorrido se realiza dentro de un ruedo, custodiado por dos buenos jinetes.

Tanto los adultos como los niños pueden hacer el ejercicio de la equitación con total seguridad, si no eres un experto en las actividades hípicas, no te preocupes, la finca dispone de un ruedo acondicionado para principiantes, un guía delante y otro detrás garantizan total seguridad y pronto aprendizaje.

????????????????????????????????????
debe ser una experiencia muy divertida verdad

dicen que hijo de gato caza ratón, y este refrán se cumple al pie de la letra en la finca el Dajao, porque tanto la hija como la nieta de Treppo, disfrutan mucho de la vida campesina y el vivir en contacto directo con la naturaleza.

finca el dajao (26)

hermosos y muy bien cuidados los caballos, a la vista se nota, la pasión de Pepin, por la naturaleza y los animales.

finca el dajao (23)

Al retorno de la cabalgata, pasamos por un  arroyuelo, casi extinto, aunque hay evidencias de que en tiempos pasados fue alegre y caudaloso, quizás fuese precisamente el lugar, donde pululaba el pez que dio nombre a la finca

????????????????????????????????????La casa está llena de flores, helechos, orquídeas… toda la casa es un hermoso jardín

QZA_1248 QZA_1244

La finca el Dajao es un canto a la naturaleza a la vida rural, al amor de los hombres por la madre tierra

finca el dajao (30)

al final hacemos un almuerzo a mejor estilo criollo con charlas de sobremesael, no hay de que preocuparse el regreso está garantizado en este legendario jeep, Trepó nos lleva hasta el mismo corazón de la ciudad, por lo cual también disfrutamos de un jeep safari

QZA_1149

Sin dudas, se pasa un maravilloso día de campo, no solo por estar contacto con la naturaleza, es también por la calidad humana que tiene la gente que vive por estas montañas, en especial las de la finca el Dajao

finca el Dahao viajandoxcuba (111)

4 pensamientos sobre “El Dahao. Cabalgando por la serranía”

  1. “El aire fresco despeina…” Si sabe la última palabra, mencionela.
    En la finca Dahao puede gritar bien fuerte no solo mencionada frase sino también como dice Esterbina en el programa radial todos los días a las 12 pm “Alegría de sobre mesa”
    ‘”QUE VIDA MAS SANA, QUE AIRE MAS PURO”.

  2. Por las fotos y como lo describes, el lugar está increíble. Que añoranza por un aire campestre en mi cara y una cabalgata a riendas sueltas. Una vez más pienso que me falta mucho por conocer Cuba. Un lugar más que me apunto. Me encantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *