A Cabo Cruz. Donde la primera vaca emigrante y el primer indio cristiano

DSC_3731

Cabo Cruz es uno de los cabos más significativos de la geografía cubana, junto con el de San Antonio y punta de Maisí. Si te dispones a unir los tres, con una línea se podría dibujar un triángulo que se asemejaría bastante a la mayor de las Antillas. Pero Cabo Cruz, nombre puesto por el mismísimo almirante de la Mar Océana Cristóbal Colón, guarda tesoros increíbles, y leyendas fascinantes.

Razón más que suficiente para irnos de excursión. ¿Me acompañas?

DSC01564

Cabo Cruz pertenece al municipio de Niquero y también forma parte del Parque nacional Desembarco del Granma, Patrimonio Natural de la Humanidad, ¿ya ven? Nombre y categoría. El primer encanto: el maridaje perfecto entre historia y naturaleza.

Si se parte desde Bayamo, resultan varias las horas de camino, por eso preferí hacer una estancia en Manzanillo y luego salir con la fresca para el Cabo.

Les cuento que el primer arribo de europeos al lugar fue el 3 de mayo de 1494, cuando Cristóbal Colón llegó en su segundo viaje como parte del bojeo a Cuba y entusiasmado lo denominó Cabo de la Santa Cruz.

12430812893_5870f18a57_b

Las primeras reses en Cuba fueron introducidas precisamente en este viaje. Con ellas Colón también dejó unas parejas de cerdos con el fin de que se reprodujesen y poder consumir su carne. Sin dudas al Almirante no le debió gustar mucho la carne de jutia, en cambio los indios de Macaca fueron los primeros en disfrutar, en el nuevo mundo, una ternera guisada  o un puerquito asado.

Un detalle singular en la historia de este cabo es que aquí ocurrió La primera cristianización pacífica y voluntaria en toda América. Esto se debió a que los indios de la región adoraban a Atabeyra una diosa taina de las aguas y los aborígenes encontraron un extraordinario parecido con la virgen María, creyendo que se trataba de la misma deidad decidieron creer en la religión propuesta por los visitantes europeos.

Debido constante tráfico marítimo y por el riego que presentaba la barrera de corales a mediados del siglo XIX se decidió construir un faro.

DSC00723

La torre se culminó en 1861 y al año siguiente se inicia la construcción de la casa de vivienda para el farero y la guarnición del puesto militar. ¡A vivir con los guardias! Por eso es tan grande la casa, no es que apreciaran mucho al farero, la verdad.

DSC00707

Todo se inaugura el 5 de mayo de 1871. Hoy la casa aunque está con la cubierta destruida y los pisos erosionados, no pierde la majestad que le acompañó en sus años de esplendor. Escuché decir que se tiene pensado remozar la casa para crear un centro internacional de buceo, y la idea me resulta bien atinada, porque además de rescatar un inmueble con valor patrimonial, las terrazas sumergidas y barrera coralina de Cabo Cruz, son bellísimas. Muchos buzos expertos, consideran que es el mejor lugar para el buceo en Cuba y debido a sus particularidades son muy visitadas por estudiosos a nivel mundial.

CRW_0755CRW_0914

Pero todavía nos quedan maravillas en este mágico lugar. Bajando de la carretera a la costa, por la izquierda, dejas el camino a tus espaldas y en la base de un farallón encontrarás cuevas de unos colores increíbles. En mi opinión y gusto, las más pigmentadas de Cuba. Debe ser la concentración de diferentes minerales arrastrados por el agua que le dan esos colores tan diversos y encantadores. Y qué decir de la cueva sumergida, es una lástima que la hayan acondicionado con un pequeño piso de concreto, hubiese preferido madera, lo cierto que bañarse allí resulta más cómodo, no obstante mi baño es nervioso, imagino que pueda aparecer cualquier monstruo antediluviano y morderme los pies. Siempre me adentro con temor en los ríos subterráneos, ¿será por el misterio que los envuelve o por alguna fobia no declarada?

DSC_3719DSC01590

El poblado de Cabo Cruz es pequeño, lo habitan fundamentalmente  pescadores, gente sana y trabajadora. EnDSC01655 cualquier casa encuentras redes y nasas; te puedes sentar en su pequeño malecón a conversar con los vecinos del lugar.

Llegada la hora de almuerzo y con la esperanza de disfrutar un buen pescado me lanzo a buscar.

DSC00733

El Cabo cuenta con un restaurante que ofrece muy buena comida a buen precio, pero preferí esta vez ir a casa de Nelsa a comerme un aguaji frente al mar. Su casita, al lado de la escuela primaria, es fresca y acogedora, pero lo sublime del lugar lo es la comida, exquisita, lo puedo jurar; el pescado fresco, los tostones deliciosos, y el postre de dulce de guayaba con queso, muy cubano. A ello le incluimos arroz blanco, potaje de frijoles colorados y café. Del precio no les voy a hablar porque no me lo van a creer.

DSC01628DSC00735

Esta zona fue centro de residencia del cacicazgo de macaca y aun se pueden encontrar las cuevas ceremoniales y la de la diosa Atabeyra en el sendero arqueológico El Guafe. Pero esta vez andamos con prisa, dejaremos este sendero para una próxima excursión. Ahora nos marchamos con regusto de un buen pescado y felices de la visita, aunque ya las vacas no emigren a este lugar, ni aparezcan indios de vocación católica.

0 pensamientos sobre “A Cabo Cruz. Donde la primera vaca emigrante y el primer indio cristiano”

  1. Me parece un lugar maravilloso y por demás un artículo muy bien redactado. Genial la selección de imágenes que nos invitan al encuentro inevitable con esa bella región!

  2. Muy completo, la verdad…. muchas aristas cubiertas y apoyadas por magníficas imágenes. Sin dudas, se le abre el apetito a cualquiera para ir a conocer más del lugar!

  3. Considéré comme un site du patrimoine mondial par l’Unesco, le Parc National Desembarco del Granma est l’un des endroits les plus remarquables de l’archipel cubain, en raison de ses valeurs naturelles et historiques ainsi que 2 de ses atractive lieus El guafe et Hoyo de Morlotte l’un des mystères de la géographie cubaine .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *